lunes, 7 de febrero de 2011

El BIRD DOG

 en la Fuerza Aérea chilena

FACH 324 aterrizando en el Aeródromo Vitacura,
luego de un lanzamiento de planeador. Febrero 06 de 2011

por Sergio Pulgar

Originalmente asignados al Ejército de Chile para apoyar las operaciones de una dotación de tanques M-41 Walker Bulldog, el U.S.Army cedió el 25 de mayo de 1953, 6 Cessna Bird Dog L-19A (L=liason/enlace) siendo matriculados desde el 350 al 355.

En 1955 los Bird Dog fueron transferidos a la Fuerza Aérea, siendo matriculados del FACH 400 al 405. Inicialmente fueron asignados a misiones de enlace y SAR de las unidades operativas de primera línea de la época, como el Grupo de Aviación N° 1, N° 3 y N° 8. Desde esas unidades concurrieron en apoyo del puente aéreo de 1960, establecido para ayudar a las víctimas del cataclismo de 1960, volando contínuamente en misiones de enlace, control aéreo y reconocimiento de la zona, sin excluirse al traslado de enfermos o de ciudadanos que habían quedado aislados y sin tener donde vivir.


En 1965 el FACH 400 que había sufrido un accidente, una vez recuperado fue trasladado a la Escuela de Vuelo sin Motor de la institución para servir como remolque de planeadores.  Éste fue pintado en un llamativo color rojo anaranjado, en mérito de lo cual fue bautizado extraoficialmente como "Zanahoria", inspirando a su vez la insignia de la Escuela, consistente en una liebre (el planeador) que va tomado de las ramas de la zanahoria (L-19A).
Posteriormente se unirían los FACH 401, 404 y 405; en tanto que los 402 y 403 se habían perdido en accidentes, el primero en Chacabuco (Segunda Región) y el segundo en Loncoche (Novena Región).

Debido a los daños sufridos en un accidente el 08 de Octubre de 1975, durante prácticas de aterrizaje; el 401 destinado en el Grupo de Aviación Nº 4,  es dado de baja el 19 de Julio de 1976.

En la década de los 70, son renumerados los tres Bird Dog restantes (400, 404 y 405) desde el 321 al 323

Cuando en 1978 Argentina desconoce el Laudo Arbitral de la Reina Isabel de Inglaterra sobre la división de las aguas del Canal Beagle, los L-19A fueron mimetizados en singulares esquemas con el objeto de apoyar las misiones de enlace de comunicaciones y reconocimiento aéreo para el apoyo a las fuerzas terrestres, operando principalmente en el Sur de Chile. Recuperada la calma, las aeronaves continuaron en servicio para destinarse a la Escuela de Volovelismo en Santiago.

En 1988 se trasladan los cuatro L-19 desde el aeródromo Lo Castillo a Los Cerrillos, encuadrándose en la dotación del Grupo de Aviación N° 11. Al desactivarse esa Unidad, las aeronaves fueron redestinadas al Grupo de Aviación N° 9, aunque continúan operando desde el aeródromo, ahora denominado Vitacura y también en el de Tobalaba..

En 1999 mientras efectuaba un vuelo de mantención de eficiencia se accidentó el FACH 322, debido a una falla de motor la aeronave se estrelló contra los árboles en el Club de Golf de Santiago, falleciendo su piloto, el Coronel de Aviación (DA) Leonardo Antonucci Salazar.

En 2000 se adquiere el FACH 324, con motor más potente y hélice tripala; con la piel natural en Aluminio, sobre el cual se aplicaron las insignias y numerales. Actualmente el 324 lleva la librea tradicional en blanco y rojo y se ha reemplazado la hélice original, por una bipala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada